Externalizar la administración de la pyme es una opción

Para muchos dueños de medianos y pequeños negocios, preparar el descanso se convierte en un dolor de cabeza. Por eso es clave seguir algunas ideas para la época estival.

Descansar en las vacaciones debe ser considerado algo fundamental para emprendedores y microempresarios que quieren desconectarse y no saben qué hacer con su pyme durante estos meses, sobre todo cuando se está comenzando y que requieren la presencia permanente del dueño. Si está en esta situación, Francisco Goycoolea, gerente comercial de CFC Capital, aconsejó algunas cosas que pueden ayudar en este proceso.

Uno de ellos es planificar las vacaciones con anticipación para organizar la empresa, pues es necesario coordinar todos los puntos para el momento en que se encuentre ausente. Esto permitirá el buen funcionamiento de la empresa, tanto mientras se esté de vacaciones, como a la llegada de éstas para no encontrarse con “sorpresas” y así evitar estresarse innecesariamente.

Otra cosa importantes es contar con aliados que ayuden a externalizar algunas tareas, como por ejemplo, la administración de las cuentas por cobrar, ya que esto junto a otros temas administrativos -que en gran parte de las pymes las realiza el mismo dueño- hacen que se gasten muchas energías, explicó Goycoolea, quien agregó que “la mejor alternativa para este tipo de empresas es externalizar esta parte del trabajo para lograr desconectarse, con la confianza de que la está dejando en las mejores manos”.

Aparte de ello, el ejecutivo planteó hacer un listado de los contactos importantes, clientes principales, proveedores principales, contactos en empresas que le dan financiamiento.

También recomendó delegar tareas, pues el dueño de la pyme debe contar con un equipo de trabajo que entienda cómo se hacen cada una de las tareas, que esté capacitado y que tenga las facultades necesarias para poder operar la empresa, poderes legales, representación de la empresa, pinpass y claves de internet, estos datos son muy importantes a la hora de operar por la red. “Esto es primordial a la hora de querer estar lo más desconectado posible, aunque el acceso al internet esté en todos lados y sea complicado no abrir el correo electrónico”, planteó.

Lo otro que es necesario hacer es desconectarse en la medida que pueda. Debido a la fuerte competencia que existe en las diferentes áreas laborales hay un estado de constante alerta, lo que se traduce en que a muchos se les haga necesario el monitoreo. “Cada emprendedor debe conocerse a sí mismo, y si se hace necesario el monitoreo, hacerlo de manera programada y remota. Además se puede aprovechar este tiempo de relajo y descanso para conseguir contactos que puedan servir para más adelante y refrescar las ideas”, remarcó.

Por último, Goycoolea indicó que hay que considerar que las vacaciones siempre son provechosas, ya que debemos tener en cuenta que en esos momentos se nutren y cultivan nuevas ideas de manera espontánea. Descansar muchas veces trae consigo innovar y trabajar de manera más eficiente.


Fuente: El Sur